¿Por que entreno y no adelgazo?

Posiblemente te sientas frustrado porque llevas mucho tiempo entrenando, lo que al principio parecía maravilloso ahora es un infierno, te mueves, crees que comes bien y ya no ves los resultados esperados. ¿Pero qué pasa? Aquí te dejo 10 cosas que puedas estar dejando pasar por alto.

  1. Aumento de masa muscular. 

Lo más positivo que te puede pasar, es que si el número de tu balanza no baja y que ciertas zonas han bajado de centímetros sea por un aumento de masa muscular. Muchas veces no nos damos cuenta del cambio físico interno y solo estamos pendiente de la balanza. A veces no importa el numero lo que importa es saber cuánto de ese peso es masa muscular y cuanto de masa magra (grasa).

  1. No varias el entrenamiento.

Si entrenas en baja o moderada intensidad durante mucho tiempo, el cuerpo se adapta y el ejercicio deja de hacer efecto como al inicio, así que no estaría mal dar unos picos de intensidad a tu entrenamiento por periodos cortos y combinarlos con un buen descanso.

  1. Demasiado Entrenamiento aeróbico

En principio el ejercicio cardiovascular es el que más consumo calórico produce y, en principio, mientras más ejercicio, mayor consumo y mayor pérdida de grasa. Pero si no lo combinas con un entrenamiento de fuerza el proceso puede ponerse mas lento

  1. Entrenas en ayunas.

Esta es una estrategia para perder grasa mal entendida e incorrectamente aplicada por muchos. Si el entrenamiento que vas hacer en muy largo o muy intensivo será un error que entrenes sin la ingesta de algún alimento, ya que, con el tiempo el cuerpo empezará a guardar grasa para auto protegerse y empezaras a bajar masa muscular.

  1. Demasiada ingesta de Carbohidratos refinados

La bollería, patatas o refrescos son algunos de los alimentos que posiblemente estemos consumiendo antes de entrenar. Estos alimentos nos aportan energía explosiva, pero te impiden quemar la grasa y solo te sirven para calmar la ansiedad por unos minutos y al cabo de muy poco tiempo volverás a tener hambre.

  1. Dietas Hipocalóricas

Las dietas hipocalóricas y especialmente las muy bajas en hidratos de carbono, son muy populares en personas que desean perder de peso. Y sí, realmente hacen bajar el peso, pero la pregunta es, ¿estás perdiendo peso o masa muscular?

  1. Eliminar las Grasas

Siempre se ha visto como el ingrediente malo en la alimentación, pero realmente no lo son, el problema es el tipo de grasa que consumes, la cantidad y el horario en que la consumes. Los alimentos grasos ricos en ácidos grasos omega 6 y omega 3 son los más recomendables para mantener una alimentación equilibrada.

  1. Sobrealimentándote

Comer poco no ayuda y comer mucho tampoco aunque sea comida sana, cuidar las porciones es muy importante por eso te proponemos que programes tus comidas. Prepara una ingesta equilibrada dos horas antes de entrenar y otra una hora después de entrenar.

  1. Eliminar líquidos

Hábitos como tomar saunas prolongadas u otros más peligrosos como tomar diuréticos o utilizar plásticos para sudar más, provocan la deshidratación acentuada, que es lo que produce la pérdida de peso. Lo negativo no es solo que no se consiga eliminar grasa, sino que disminuirá el rendimiento y lógicamente la eficiencia del ejercicio.

  1. No te mueves lo suficiente

Es muy evidente que si no activas tu cuerpo de forma regular no veras resultados, hacer solo dieta y no incluir una rutina de entrenamiento progresiva y continua a tu vida, podría indicar que el peso que pierdes sea de masa muscular y no solo de grasa, esto solo te provocaría a futuro posibles efectos rebotes y debilidad ósea.

Menú